“Hacer ciudad participando: Caminando hacia una nueva ordenanza de participación ciudadana para Talca”, fue organizada por Talca Participa, una red de organizaciones y personas que está promoviendo una nueva ordenanza de participación, hecha de manera abierta por la ciudadanía y que tenga incidencia en la gestión pública. 

La actividad se realizó en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule, y fue apoyada por la Escuela de Sociología de la UCM. Contó con la exposición de Jeanette Quevedo, jefa del departamento de participación ciudadana de la I. Municipalidad de Peñalolén y Egon Montecinos, director del Centro de Estudios Regionales de la Universidad Austral. 

Ricardo Venegas, miembro de la Asamblea Popular por la Dignidad, APD y uno de los organizadores, comentó que son importantes los aprendizajes para generar cambios: “esta iniciativa nace debido a que hace más de 20 años que existen mecanismos de participación comunal en nuestro país, pero que no se ocupan y están obsoletos”, expresó. 

Innovar en la comuna: “en lo local hay espacio para transformar”

La primera comuna de Chile que hizo un plebiscito comunal fue Peñalolén y Jeanette Quevedo, asistente social y jefa del departamento de participación ciudadana de dicha Municipalidad, llegó hasta la capital regional para compartir los mecanismos y las experiencias de participación ciudadana que comenzaron a promover desde 2005, y que paulatinamente fueron consolidando.

A través de mesas barriales, y con un trabajo de fortalecimiento de la confianza, diseñaron una ordenanza de participación y promoción de la organización comunitaria y se convirtieron en la primera comuna con una ordenanza de participación de jóvenes y niñeces de Chile. 

En este sentido, la experta en metodologías participativas, sostuvo que: “es fundamental tener espacios de incidencia, que sean mecanismos que hagan que de verdad se participe y tenga un resultado efectivo. Que existan espacios de formación y que todos los procesos que se generen busquen la cohesión social”. 

Agregó que es importante organizarse: “a los problemas individuales siempre hay que buscar soluciones colectivas y articularse con el Municipio. Es necesario abrir espacios de confianza porque se necesita la institución para mejorar los territorios, trabajar de manera articulada y colaborativa”, finalizó. 

La ley actual no garantiza el derecho a la participación

Desde Valdivia, Egon Montecinos, comentó que “la ley 20.500 no garantiza que la participación pueda ser un derecho para los habitantes. La ciudadanía requiere mecanismos que sean incidentes y vinculantes, como no los tienen existe una cultura poco participativa”.

Por su parte, Judith Gómez, fundadora de un proyecto educativo en Talca y participante del encuentro agradeció el espacio de aprendizaje y manifestó que  “me pareció muy interesante cómo podemos articular la participación ciudadana en Talca porque creo que está un poco al debe en que nos apoyemos más en la creación de la ciudad que queremos”. 

Esta actividad fue el punto de partida de una serie de acciones con que Talca Participa espera generar una conversación comunal sobre la importancia de contar mecanismos efectivos que permitan la participación de las comunidades en las decisiones públicas. 

Categories:

Tags:

Comments are closed